viernes, julio 19, 2024

No había que darle a los ahijados y los santos le ‘arreglaron el caminado’, la historia de macetas en el Valle

Otras noticias

Las macetas, por años han sido el dulce regalo que entregan los padrinos a sus ahijados en el Valle del Cauca, sin embargo, pocos saben de los orígenes de esta popular tradición.

Noticias Cali.

Una de las versiones del nacimiento de este regalo vallecaucano está orientada a las mujeres del departamento que se dedicaban a cultivar caña.

Ellas se reunían en las medias tardes a intentar recetas con lo que quedaba de la caña, probaban con el bagazo, por ejemplo y en una de esas salió el dulce de alfeñique, hecho a base de agua hervida, azúcar y miel.

Día del Ahijado: en Colombia existe y solo lo celebran en una ciudad; regalo que se da es curioso

Qué hay pa’ hacer en Cali este fincho; uno de los planes te invita a disfrutar del Festival de las Macetas

Fue tanta la cogida que tuvo este dulce entre ellas que decidieron seguir la fórmula y comenzar a dar de probar muchos en la comarca, tanto que lo decoraron con cintas de colores y con ringletes, entonces, entregaban a sus ahijados.

Dorotea, la mujer salvada por los Santos

No obstante, aunque la anterior pueda ser una historia muy creíble, la que le sigue la han dejado como una leyenda, de esas que tejen la identidad caleña.

Según cuentan algunos, en el barrio San Antonio vivía una mujer proveniente del Pacífico colombiano y de escasos recursos, lo que recibía apenas alcanzaba para poder darle de comer a sus hijos

En una de esas, un 28 de junio, la mujer estaba angustiada porque al día siguiente cumplían años, sus dos hijos y no tenía qué darles de regalo.

Sin pensarlo mucho, se puso de rodillas, encorvó un poco y juntó sus manos en una plegaria al cielo.

Cuando se acostó tuvo un sueño en el que bajaban San Pedro y San Pablo a del cielo para enseñarle una receta con lo que tuviera en su casa, en la cocina había solamente azúcar, agua, limón y en palo de maguey.

Al siguiente día, cando se levantó la puso en práctica y en medio de varios intentos salió un alfeñique; una figura delgada, retorcida y echa a base de pasta de azúcar.

Entonces, Dorotea puso los dulces en un palo de maguey y los decoró con papeles de colores, los entregó ese 29 de junio y desde entonces que celebraran el día de los ahijados, pues también a la reunión llegaron los ahijados de Dorotea.

Hay quienes dicen que este alfeñique, a su vez, es de origen español ya que era un dulce tradicional de los colonizadores que llegaron a tierras vallecaucanas.

¿Qué incluye una maceta?

La maceta es el conjunto de varios detalles en su interior, el principal es el alfeñique, luego un juguete para el ahijado, ente caso un ringlete, las cintas y papeles de colores hacen parte de la decoración, también fotografías y banderas de Cali y el Valle del Cauca entran a hacer juego.

Durante este año el Festival de las Macetas en Cali tuvo más de 100 puntos de ventas y participaron unas 120 artesanas, además, se hizo un Museo de las Macetas.

Recientes

Más noticias