viernes, julio 19, 2024

Cerro Azul, la joya histórica oculta en la selva del Guaviare

Otras noticias

Los turistas pueden sumergirse en la rica cultura y la antigua sabiduría que pervive en este mágico lugar.

Noticias Colombia

En el departamento del Guaviare, entre la exuberante vegetación de la selva amazónica, se encuentra un tesoro arqueológico que nos conecta con los primeros pasos de la humanidad en la región, Cerro Azul.

Conoce la historia de La Candelaria, el corazón de Bogotá

Este sitio, también conocido como Cerro Pinturas, es un enclave mágico donde la historia cobra vida a través de antiguas pinturas rupestres y una naturaleza deslumbrante.

Ubicado cerca de San José del Guaviare, la capital departamental, Cerro Azul se alza majestuoso en la Serranía de La Lindosa, un área protegida por su valor arqueológico. 

Aquí, entre las imponentes formaciones rocosas conocidas como tepuyes, se encuentran más de 1.200 metros cuadrados de pinturas rupestres que datan de entre 1.000 y 12.000 años de antigüedad, según estimaciones de expertos.

Estas pinturas son un testimonio vívido de las actividades cotidianas, las ceremonias y las creencias de las antiguas comunidades indígenas amazónicas, con escenas que representan la caza, las batallas, las danzas y la veneración al jaguar, símbolo ancestral de poder y protección. 

Un lugar donde el pasado y el presente se entrelazan para ofrecer una experiencia única e inolvidable.

Además, Cerro Azul es un refugio natural de incomparable belleza, donde se pueden avistar aves endémicas, monos aulladores y una diversidad de flora y fauna que sorprende a cada paso.

Pero Cerro Azul no solo es un destino para los amantes de la historia y la naturaleza, sino también para los amantes de la aventura. 

Con actividades como senderismo, rappel, escalada y la exploración de cuevas donde se encuentran las pinturas, este lugar ofrece experiencias emocionantes para todos los visitantes.

A pesar de los desafíos que ha enfrentado la región debido al conflicto armado y la economía basada en cultivos ilícitos, el ecoturismo comunitario se ha convertido en una herramienta clave para la recuperación y conservación de Cerro Azul.

Guiados por comunidades locales indígenas y campesinas, los turistas pueden sumergirse en la rica cultura y la antigua sabiduría que pervive en este mágico lugar.

Le puede interesar: Por qué Honda es conocida como la «ciudad de los puentes»

Recientes

Más noticias