miércoles, julio 24, 2024

Gobernador de Nariño pidió ‘cese al fuego’, hay desplazamiento y no han podido llegar a atender a los afectados

Otras noticias

Noticias Nariño.

Más de 500 familias se han desplazado en la costa pacífica nariñense, y no ha habido forma de atenderlos, de llevar suministros médicos ni alimentos.

Mientras en ciudades como Pasto había manifestaciones pacíficas, en Cali siguen los bloqueos y Popayán se veía sacudida por una tarde de disturbios y denuncias de abuso sexual contra el Esmad, en zonas de Nariño los grupos armados no están en paro, y han generado desplazamientos denuncian diferentes organizaciones, un ‘cese al fuego’ plantea el gobierno departamental.

El mismo gobernador, Jhon Rojas, reconoció que la situación es difícil.

En la costa del departamento familias enteras se han desplazado de sus comunidades, azotadas por los enfrentamientos entre grupos armados ilegales.

Narcotráfico, rutas y cultivos ilícitos mantienen esa ‘guerra’.

Médicos Sin Fronteras decidió pronunciarse sobre esta situación.

Informaron en un comunicado, que, por cuenta de los enfrentamientos registrados en el municipio de Roberto Payán, ha dejado desplazamientos cuando desde el pasado 7 de mayo “actores armados se disputan el territorio”.

Necesidades

“Hay un desplazamiento forzado de más de 500 familias, 1150 personas, de las comunidades de Conquista, Saunde, Chontaduro, Guacuco, La Catalina, Sirena, del Consejo Comunitario de Unión de Cuenca hacia la cabecera municipal”, indicaron.

Agregaron que “hay restricciones a la movilidad de más de 130 familias de la comunidad de Negrito, Consejo Comunitario Unión de Cuenca”.

La organización humanitaria informó que se realizó una evaluación de necesidades para determinar el impacto humanitario sobre las comunidades afectadas por los hechos victimizantes.

“Hay condiciones insalubres y hacinamiento de los albergues en los que se encuentran; presentan humedad, estancamiento de aguas residuales, goteras dentro de las aulas habilitadas para dormir”, indicaron.

Sin embargo señalan, “hasta la fecha siguen sin recibir la atención debida”.

“Cese al fuego”

Jhon Rojas, tras una intensa reunión en Ipiales donde se acordó con comunidades indígenas reabrir el puente Rumichaca y el desbloqueo de vías en medio del paro nacional, reconoció la emergencia por el conflicto en la costa pacífica.

Denunció que ante los enfrentamientos, “no hemos podido llegar a las regiones donde hay estos desplazamientos”.

Por ello, pidió que haya un ‘cese al fugo’, una ‘tregua’.

“No podemos en medio de la crisis por la pandemia y ahora el paro nacional tener esto, tenemos desplazamientos en el territorio. Necesitamos atender esta crisis”, dijo.

Sus declaraciones las ofreció en Surnoticias. 



Fuente de la noticia

Recientes

Más noticias