sábado, julio 13, 2024

Academia Star Dance cumple un año de pasión por el baile

Otras noticias

En el barrio Chambú al sur de Pasto, la bailarina profesional Tatiana Mendoza celebra el primer aniversario con este grupo de danza que para ella es un sueño hecho realidad.

En el corazón del barrio Chambú, al sur de Pasto, brilla un oasis de movimiento y arte: la academia Star Dance. Fundada por Tatiana Mendoza, bailarina profesional y accesora comercial de profesión, este espacio cumple un año de vida y ya se ha convertido en un referente para los amantes de la danza en la comuna 5 de la ciudad.

Desde temprana edad, Tatiana supo que su destino estaba ligado al baile. «Siempre quise ser bailarina y crear una escuela donde los niños pudieran replicar mis pasos y encontrar en la danza una pasión», confiesa con una sonrisa que irradia satisfacción.

Impacto positivo

El primer aniversario de Star Dance no solo marca un hito en la vida de Tatiana, sino también en la comunidad que la rodea. Los padres de los jóvenes bailarines no escatiman en elogios y agradecimientos por el impacto positivo que la academia ha tenido en sus hijos. «Ha sido una experiencia maravillosa», comenta Tatiana, «los padres han sido increíblemente colaborativos y eso ha fortalecido nuestra comunidad».

El éxito de Star Dance también se ha extendido más allá de Pasto, participando en competiciones reconocidas como Old Dance en Cali, donde han cosechado triunfos significativos. «Logramos dos primeros lugares en solista árabe y danza latina», revela orgullosa. Estos logros no son solo trofeos en una vitrina, sino testimonios del compromiso y la habilidad de Tatiana para enseñar y transmitir su pasión.

Para Tatiana Mendoza, Star Dance no es solo una academia de baile, es un sueño hecho realidad. «Quiero que la pasión por la danza sea algo que todos los niños puedan experimentar y disfrutar», explica con fervor. «La danza no es solo un arte, es un estilo de vida que enseña disciplina, creatividad y perseverancia».

Planes de expansión

Con planes de expansión y el deseo constante de inspirar a más jóvenes, Tatiana vislumbra un futuro brillante para Star Dance. «Estoy emocionada por lo que viene», dice con determinación. «Quiero seguir creciendo y ofreciendo a nuestra comunidad un espacio donde el arte y el aprendizaje se entrelacen de manera única». Así, con cada paso que dan sus alumnos y cada sonrisa que ilumina el rostro de los padres, Tatiana Mendoza sigue escribiendo su historia de éxito en el lienzo de la danza. En Star Dance, el arte y la pasión se funden para crear algo más que simples movimientos: se teje una red de sueños compartidos y logros alcanzados, donde cada día es una celebración del poder transformador del baile.

Recientes

Más noticias